París, cultura e historia

18 marzo, 2018

París


El inicio de la ciudad de París, data del siglo III (250 a. C. y 200 a. C.), cuando sus primeros habitantes, una tribu celta llamada “Los Parisii”, la fundaron en la Isla de la Cité, a las orillas del río Sena, eligiendo la ciudad por las ventajas estratégicas y defensivas que tenía por su ubicación.

Río Sena en la actualidad

Río Sena en la actualidad

Santa Genoveva

Patrona de París

Gracias a la expansión que tuvo el poder del Imperio Romano, en el año 52 a. C., la ciudad fue rebautizada como Lutecia, construyéndose del lado izquierdo del río grandes palacios, termas y murallas con cultura romana, para después pasar a ser la capital de Lugdunensis Senona, una provincia más de la poderosa Roma.

Cuando el imperio romano comienza a perder poder, y tuvo varios ataques, uno de los cuales fue el de los hunos, aunque no directamente, ya que gracias a los rezos de Santa Genoveva (patrona de París a partir de ese entonces), el líder de los hunos, llamado Atila pasó de largo por la ciudad sin atacar.

 

Época Medieval


Durante la época medieval, en el año 508, Roma pierde el control de Letetia, a manos del rey Clodoveo I conquistó gran parte del territorio Galo y proclamó a París como Capital de Francia. En el periodo del reinado de la Dinastía Merovingia, que gobernó pare de la actual Francia y parte de Alemania entre los siglos V y VIII, el rey Clodoveo I se convirtió al cristianismo ortodoxo, siendo bautizado en Reims hacia el 496, oponiéndose a la herejía Arriana y obteniendo el apoyo de las élites Galo – Romanas, estableciendo un hito en la historia entre la corona francesa y la iglesia Católica.

Edad Media


En la Edad Media, la primera unión política duradera se realizó con Carlomagno, quien además conquistó otras tierras formando un Imperio. En este periodo se produjo un notable desarrollo de las artes y las letras, que se conoce como el Renacimiento Carolingio.

En el siglo IX los vikingos tomaron la ciudad, y después, en 905 Hugo Capeto se estableció ahí mismo para reformar radicalmente la ciudad. Fue en esa época donde se comienza a construir lo que hoy conocemos como la Catedral de Notre Dame, la Sainte – Chapelle, y se realizaron obras para el suministro de agua potable, y en el siglo XII se construye la Universidad de Sorbona, convirtiendo la ciudad en un centro de estudiantes destacados.

Catedral de Notre Dame

Catedral de Notre Dame

Fue durante el mandato de la dinastía Capeto donde surgió el Feudalismo Clásico, subdividiéndose sucesivamente cada vez más. En este periodo se produjeron las Cruzadas y la Guerra de los Cien Años que se originó en 1337, siendo el periodo donde se construyó la Bastilla. Durante los siglos XIV y XV, París sufrió tres revueltas destacadas: la Rebelión de los Comerciantes (1358), la Revuelta de los Maillotins (1382) y la Revuelta de Caboche (1413). Entre 1420 y 1436 París estuvo bajo dominación inglesa.

Edad Moderna


Place Des Vosges actualmente

Place des Vosges

A partir del siglo XVI comienzan cambios socio-culturales importantes en París. En 1527, Francisco I traslada la corte al castillo del Louvre reconstruido. Siendo los personajes principales de esta época: Enrique IV y Catalina de Médici, se muestran receptivos al renacimiento lo cual conlleva a la redecoración de fachadas y edificios además de construir el Palacio de Tullerias.
París para ese entonces se convertiría en el centro del arte gótico y renacentista, donde se realizaron trabajos urbanísticos, destacándose la creación de “plazas reales” con distintas formas. Estas plazas tenían como finalidad reactivar partes de la ciudad. Algunos ejemplos vivientes de eso serían: la Place Dauphine y la Place des Vosges. 

La Bastilla, París

La Bastilla, París

En la segunda mitad del siglo XVI, entre 1562 y 1598, se origina las Guerras de Religión, causadas por disputas entre católicos y protestantes calvinistas; un hecho que marcó la historia de esta guerra fue la matanza de San Bartolomé, que comenzó la noche del 23 al 24 de agosto de 1572 en París causada por tres momentos cruciales: La Paz de Saint Germain de 1570, el matrimonio de Margarita de Valois con Enrique de Navarra el 18 de agosto de 1572, y el atentado contra el Almirante Coligny, líder de los protestantes el 22 de agosto del mismo año. Esta matanza continuó por varios días causando la muerte de 2,000 protestantes en París y unos 10,000 en toda Francia.

Posteriormente, París le da asilo a personalidades importantes de la historia, tales como: Voltaire, Luis XIV y hombres de estado como Richelieu, Colbert y Mazarino. En 1786, se inician los traslados de huesos humanos del cementerio de Les Halles a las canteras excavadas en la época Galo-Romana, formando así lo que hoy conocemos como las catacumbas de París.

El 14 de julio 1789 se toma la fortaleza de la Bastilla, originando así la Revolución Francesa, cuyo objetivo era derribar la Monarquía Absoluta. El 21 de junio de 1791 los reyes intentaron huir a los Países Bajos, pero los reconocieron en Varennes en Argonne, los detuvieron y los regresaron a París, y con este acto, detonó la idea del carácter sagrado del rey, se pensaba que al intentar huir había traicionado a su propio país, ya no era necesario para el Estado. Finalmente el 21 de enero de 1793 fue guillotinado en la Place de la Concorde.

Esta época fue de terror, pues miles de personas murieron y los monarcas fueron encarcelados y guillotinados, para dar paso al poder a Robespierre.

Edad Contemporánea


Tras estos sucesos, en 1806 Napoleón Bonaparte toma el poder y comienza el Primer Imperio Francés. Durante su gobierno, se contruyó el Arco del Triunfo, El Palacio de la Bolsa y la Iglesia de Madelaine, etc., además el país tuvo un crecimiento que se vio interrumpido por la derrota de Napoleón en 1870.

Arco del triunfo

Arco del triunfo

Después de Napoleón Bonaparte, viene Napoleón III, quien toma el poder para ser quien realizara las transformaciones más significativas, éste le da el poder a Barón Haussmann para llevar a cabo los cambios necesarios para transformar a París como la ciudad más moderna de aquella época, demoliendo la parte medieval y antigua de París y construyendo enormes boulveares y magníficos edificios como La Opera Garnier.

Torreo Eiffel, Francia

Torre Eiffel

En la segunda mitad del siglo XIX, albergó varias exposiciones que reunían expositores de todo el mundo. En 1889 se realizó la más destaca, para conmemorar los 100 años de la revolución francesa, construyendo la Torre Eiffel, que aunque se pretendía que se desarmara después de finalizada la exposición, aún sigue en pie.

París se libró de la Primera Guerra Mundial al repeler el ataque del ejército alemán en la batalla del Marne. Sin embargo, en la Segunda Guerra Mundial se vio invadida por los alemanes durante 4 años (entre 1940 y 1945), pero las estructuras de los edificios no fueron dañadas de consideración.

Actualidad


Museo Louvre, Francia

Museo del Louvre

Entre 1980 y 1990, con Francois Mitterrand como presidente, se renovaron varios sectores de la ciudad y se levantaron edificios de gran importancia como la biblioteca, el Arco de la Defensa, el Museo de Orsay y la renovación total del Louvre. Actualmente Paris es la sede del gobierno central francés y acoge las principales representaciones diplomáticas extranjeras, además es una de las ciudades más destacadas en el ámbito político de la Unión Europea (EU), sin olvidar que es una de las ciudades más importantes del mundo por su riqueza cultural y patrimonial.

Pintura de Leonardo Da Vinci, Monna Lisa

Monna Lisa

El arte es una de las piezas fuertes de París, ya que allí nacieron movimientos como el expresionismo y el surrealismo, e importantes figuras del arte y el pensamiento como Voltaire, Victor Hugo, Alexandre Dumas, Claude Monet, Jean-Paul Sartre. Acogiendo también a extranjeros tales como: Leonardo Da Vinci, Vincent Van Gogh, Pablo Picasso y escritores como Gabriel García Márquez y Julio Cortazar.

No olvidemos que París es la casa de la mayor cantidad de obras de artes distribuidas en los museos y colecciones privadas, entre las más sobresalientes está La Monna Lisa, obra de Leonardo Da Vinci, con un valor incalculable; también tiene un gran patrimonio arquitectónico sin comparación en el mundo.

 

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *